El Destino del Iscariote

In ancient pre-Babel language where available

20.05.10

Everybody Draw Mohammed Day

Mini-moh

Mientras tanto, en España

13.04.10

Si Bertone tuviese razón

Han demostrado muchos sicólogos, muchos psiquiatras, que no hay relación entre celibato y pederastia , pero muchos otros han demostrado, y me han dicho recientemente, que hay relación entre homosexualidad y pederastia

Cardenal Tarcisio Bertone según La Verdad, 13 abril 2010

Creo que a todos nos gustaría tener acceso a los estudios de esos psicólogos y psiquiatras, y que se concretara un poco más aquello de “me han dicho recientemente”, que sugiere alguna publicación reciente. En realidad, lo que los psicólogos y psiquiatras no dejan de demostrar es que la orientación sexual (hetero, homo, bi, trans) poco tiene que ver con nada más que con, bueno, la orientación sexual (que no es poco, pero no es todo) y que no tiene por qué degradar el resto de la personalidad. Para llegar a estas conclusiones, tan interesantes como que una pareja gay es tan apta a la hora de adoptar como una hetero (lo importante es querer adoptar y tener estabilidad, dicen), han tenido que esperar a que decir que uno es gay no supusiera la muerte (real o figurada) o a que, en efecto, existiesen parejas homo libres de declararse tales con hijos para poder estudiar. Estos estudios sí son, por tanto, recientes.

Las palabras de Bertone, a falta de más datos, carecen de justificación. Pero podríamos suponer que tuviese razón en su tesis y los casos de pederastia que han tenido lugar en el seno de la Iglesia fuesen fruto no (exclusivamente) del celibato sino de la homosexualidad, y ver a dónde nos lleva la idea. Por supuesto, no es necesario comprarle la moralina homófoba: sabemos por experiencia y porque así lo van sugiriendo los diferentes estudios que van apareciendo que la homosexualidad en general no se relaciona con la pederastia. ¿Cuál es el hecho diferencial de ambos casos? Ciertamente no (sólo) el celibato. Si los homosexuales no son pederastas pero en el seno de la Iglesia la homosexualidad conduce a la pederastia el señor Bertone se acaba de meter en un berenjenal mayor del que esperaba.

Descartando el celibato, ¿qué clase de sistema moral se administra a unos hombres adultos para que, ante el impulso de mantener sexo consentido con otros hombres adultos, terminen violando niños? Me da la impresión, y es eso nada más, que se inculca tan a fondo en los prelados la maldad intrínseca de la homosexualidad que éstos, ante sus impulsos, prefieren dañar a lo más débil que tienen a mano para saciase antes que romper ese tabú. Aún siendo generoso y aceptando que, como dice Bertone, son homosexuales (loego quieren sexo con hombres) y no directamente acosadores de niños (conocer la proporción de niñas, además de seguramente escabroso, sería muy ilustrativo de esto…) creo que es peor el remedio que la enfermedad.

Si lo que la Iglesia inculca a sus futuros pastores los lleva de querer practicar sexo consentido con hombres a preferir violar niños antes que desafiar esa prohibición, entonces al asunto legal de los encubrimientos (parte importante de todo esto) se suma el moral de cómo se puede llegar a este grado de degradación mental.

28.03.10

Domingo de Ramos

Ramos de Domingo
Ramos de Domingo

Era fácil e inevitable.

27.03.10

Viernes de Dolores, con retraso

Se acerca la Semana Santa y los creyentes, otro año más, salvan la vida de milagro.

Preparando la pila

En la magen, grupos organizados han pasado toda la jornada amontonando imágenes religiosas. Según la tradición, arderán esta noche y para el sábado deben ser poco más que cenizas humeantes.

Velas y cirios

Es parte de la fiesta el cubrir de velas y cirios las tallas hasta la hora de su quema por cuestiones de horario infantil: aunque no puedan quedarse a la hoguera, los niños de este pueblo deben aprehender la belleza iconoclasta del fuego reflejado en una imagen divina sufridora.

País.

30.12.09

Pon un crucifijo en tu blog

Intro

Pues sí: yo también me he decidido a poner un crucifijo en mi blog. Y no sólo eso: también estoy de acuerdo con la iniciativa de llenar los blogs de crucifijos. Te animo de verdad a que pongas uno en tu página web. No me he equivocado de fecha (ya no es 28 de Diciembre) ni se me ha escapado una errata. Si no ves el crucifijo en ningún lado, te lo puedo explicar: he buscado intensamente el modelo exacto que quiero poner, pero no lo encuentro. Es el que sale en The Omen III, con el crucificado clavado de cara a la cruz y dando la espalda al respetable, ya que puestos a ser blasfemos la cruz invertida se me antoja poca cosa y la rana crucificada demasiado infantil (¡si ni siquiera sangra!). Pero el pueblo reclama banners que ilustren este tipo de cosas y yo al pueblo no le puedo negar nada, así que más abajo está el premio.

Además, y sin contradicción, exijo la retirada inmediata de símbolos religiosos de lugares institucionales. Ya verás, ya.

El Manifiesto del nuevo Sanedrin

Puede que me equivoque (a fin de cuentas sólo he leído unas cuantas veces los evangelios), pero me parece que el protagonista acaba condenado precisamente porque unos cuantos no terminaban de entender la diferencia entre delito y pecado o, por decirlo con otras palabras, la separación de lo civil y lo religioso. Resulta, desde este punto de vista, muy curioso ver cómo los que mantienen posturas ideológicas tan inmutables como los verdugos piden que pongamos una imagen de la víctima como recuerdo, pero lo más probable es que no se hayan dado cuenta de ese paralelismo.

Anda muy soliviantado el sector católico, área practicante, con la posibilidad cada vez más cercana de que todos los símbolos religiosos tengan que salir de los espacios institucionales. Hasta han redactado un manifiesto, demostrando que es posible escribir cosas sin idearlas porque simplemente no pretenden contener ideas:

queremos hacer notar que desde hace más de 2.000 años, el Crucifijo no sólo ha sido un símbolo exclusivo de los cristianos –para los que significa sin duda la salvación realizada por Jesús a través de su muerte y resurrección-, sino también es expresión de todos los valores que aporta la civilización occidental

… por lo que se ve que tampoco pretende contener verdad histórica…

en aquellos lugares donde la cruz ha sido retirada o postergada, existe no sólo una falta de tolerancia, sino que es notoria la merma democrática, y por ello, tanto la libertad como los derechos humanos subsisten de un modo muy precario o incluso llegan a desaparecer

… véase, por ejemplo, Francia.

Vista la introducción la manifiesto, uno espera encontrarse los lugares comunes en su redacción y no consigue sorprenderse, me temo. Se empeñan estos creyentes en enseñarnos mediante textos legales qué es la libertad religiosa, pero fallan estrepitosamente a la hora de justificar por qué retirar los símbolos de las distintas confesiones de los espacios institucionales quebranta ese derecho. Fallan estrepitosamente porque no hay manera de hacerlo sin caer en la imposición, claro, pero de eso tampoco se dan cuenta o intentan maquillarlo:

una inmensa mayoría de la población española, ya sean creyentes o ateos, ven en la cruz un símbolo de amor, entrega, esfuerzo y solidaridad

Y dos huevos duros, majo.

Gracias por hacernos el trabajo

Rebobinemos. Hay un creciente rumor de librepensadores que viene a decir que ya está bien de mirar para otro lado cuando los creyentes se empeñan en imponer sus amigos imaginarios. Existe una sentencia del Tribunal Europero de Derechos Humanos que dice, y nadie sabe contradecir, que la presencia de símbolos religiosos en clase va en contra del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias conviciones (lo que viene siendo, a fin de cuentas, el reconocimiento de que el crucifijo va contra la libertad religiosa). En conjunto pedimos la retirada de esos símbolos de espacios institucionales. Y van y montan una campaña que consiste, precisamente, en llenar los lugares privados de crucifijos. Y lo llaman rebeldía y dicen que lo hacen porque se va a recortar su libertad.

Uno duda si llamar estúpido este comportamiento es ir demasiado lejos, pero huele un poco a estupidez ciertamente. Más cuando una de las razones para llenar Internet de crucifijos es molestar a aquellos a quienes, según ellos, la sola visión de la cruz pone de mal humor. Sin entrar en la esquizofrenia propia de quien cree vivir una guerra cósmica maniquea (y todas las implicaciones que eso conlleva), nuestros creyentes son tan poco dados a calentarse la cabeza que sólo conciben un origen demoníaco a todo esto. Los que pedimos la retirada de los símbolos somos o malos o tontos útiles del maligno. Se puede estar más perdido, pero hay que entrenar y consumir cosas ilegales. Y mientras lloran, se rasgan las vestiduras y echan cenizas sobre sus cabezas, ocupan las tres pistas del circo y eluden mediante golpes de pecho el asunto. ¿Qué asunto? Pues el asunto de que, reitero, la retirada de los símbolos religiosos de los espacios institucionales no sólo no vulnera sus derechos sino que empieza a hacer efectivos los míos. Libertad, de eso se trataba creo recordar. Si acaso hablarán -vagamente, que ni saben profundizar ni podrían aunque quisieran pero el caso es hacer ruido- de la herencia judeocristiana de Occidente, como si los avances en la libertad individual de este continente no fueran producto, precisamente, del progresivo desalojo de lo religioso del ámbito institucional. Aunque claro, para eso hay que negar que la cruz lleve 2000 años siendo símbolo de democracia o terminar la ESO.

No conozco a nadie que se moleste al ver un crucifijo en una iglesia, sobre el campanario. O en una bandera colgada de un balcón. A mí no me molesta ver crucifijos en blogs, sólo me sirve de aviso para saber de qué pie cojea el autor (igual que ver su blogroll o si tiene el banner de Red Liberal) y creo que tiene perfecto derecho a decorar su casa como quiera. Así que por eso recomiendo la iniciativa.

Pon un crucifijo en tu blog, sí, pero sácalo de mi colegio.

Libertad Religiosa

Licencia Libre: copia, modifica, distribuye…
blasfema, hermano.

Pon un ahorcado en tu blog

Hay que hacer un gran esfuerzo, pero es posible incluso entender lo irracional. Como antiguo fundamentalista comprendo perfectamente que los católicos se echen las manos a la cabeza: queremos una escuela sin dios, y una niñez sin dios es algo aberrante en su mundo. Pero sigo sin ver la agresión en ningún lado: pon la cruz en tu blog, en tu casa, en tu escalera, en tu edificio; haz procesiones, manifestaciones y vigilias; vive tu vida religiosa tal y como la has vivido hasta ahora, pero saca tu cruz de mi colegio. Creo que es una petición bastante educada.

Donde sí veo la agresión es en otros muchos sitios, donde apelan a tradición milenaria, historia, moral y demás pajas mentales de quien cree que sin dios no hay empatía. La veo constantemente en Irán, pero esos son homosexuales y no creo que veamos una campaña católica invitando a poner un ahorcado en tu blog. Y razones hay: como símbolo de odio irracional, para recordar cómo una fe desmedida se olvida de la humanidad que dice tener cuando no domina, como recordatorio de cómo una imposición puede colarse hasta en aspectos tan íntimos del individuio como su sexualidad… Vamos, que de homofobia no hay justo ni aún dios.

Maldito el hombre que cuelga del madero, dice la Biblia. A Jesús parece que le salva de eso el morir por amor a sus amigos. Los gays de Irán deben morir porque odian a sus parejas, supongo, y no merecen reconocimiento. Si tan sólo resucitasen…

P.D. Dedicado a Daniel Ballesteros (curioso blog, curiosa dirección, curioso cacao mental).